spot_img

Ma­la­ria: ¿Por qué no está dis­mi­nu­yen­do el nú­me­ro de ca­sos?

Fecha:

Compartir:

Inglaterra.- En la dé­ca­da de 1990, or­ga­ni­za­cio­nes, go­bier­nos y fi­lán­tro­pos in­vir­tie­ron mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res para re­du­cir a la mi­tad el nú­me­ro mun­dial de muer­tes por ma­la­ria para el 2010. En aquel mo­men­to, la malaria era una de las mayores amenazas sanitarias del mundo, cau­san­do la muer­te de un mi­llón de per­so­nas por año, en su gran ma­yo­ría ni­ños.

Los mi­llo­na­rios fon­dos fue­ron usa­dos para dis­tri­buir mos­qui­te­ras e in­sec­ti­ci­das, así como tam­bién nue­vos fár­ma­cos para tra­tar a los pa­cien­tes, es­pe­cial­men­te en lu­ga­res don­de los mos­qui­tos se han vuel­to re­sis­ten­tes a un me­di­ca­men­to an­ti­ma­lá­ri­co.

Es­tan­ca­mien­to e in­cre­men­to de los ca­sos

Los es­fuer­zos fue­ron exi­to­sos y se lo­gró el ob­je­ti­vo en solo dos dé­ca­das. Sin em­bar­go, en 2015, la si­tua­ción se es­tan­có y los ca­sos es­ti­ma­dos co­men­za­ron a subir en los años si­guien­tes.

En 2020, la mor­ta­li­dad mun­dial por ma­la­ria al­can­zó su ni­vel más alto en seis años. Y en 2022, el número estimado de casos de malaria en el mundo se disparó a más de 248 mi­llo­nes, fren­te a los 230 mi­llo­nes de 2014.

In­ter­pe­la­ción a la OMS

De­cep­cio­na­do por esta si­tua­ción, Ni­cho­las Whi­te, cien­tí­fi­co es­pe­cia­li­za­do en ma­la­ria y pro­fe­sor de me­di­ci­na tro­pi­cal en la Uni­ver­si­dad de Ox­ford, hizo un lla­ma­do a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS). Se­gún sus cálcu­los, el nú­me­ro de ca­sos de ma­la­ria es­ti­ma­dos por la OMS en 2000 era exac­ta­men­te el mis­mo que el de 2022.

Si des­pués de in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias, años de in­ves­ti­ga­cio­nes y de nue­vos tra­ta­mien­tos, el nú­me­ro es­ti­ma­do de ca­sos no ha­bía va­ria­do, Whi­te se pre­gun­tó en­ton­ces qué es­ta­ba fa­llan­do. La OMS le dijo al cien­tí­fi­co que ha­bía ma­lin­ter­pre­ta­do las ci­fras por­que no tomó en cuen­ta el cre­ci­mien­to de la po­bla­ción mun­dial.

«Si la tasa mun­dial de in­ci­den­cia y mor­ta­li­dad de la ma­la­ria en 2000 se apli­ca­ra anual­men­te a las po­bla­cio­nes de ries­go has­ta 2020, las in­ver­sio­nes rea­li­za­das en los úl­ti­mos 20 años ha­brían con­tri­bui­do a sal­var unos 11 mi­llo­nes de vi­das y a evi­tar 1.700 mi­llo­nes de ca­sos des­de 2000», re­pli­có la OMS.

Aun así, la organización reconoció en su respuesta que «el progreso se ha estancado«.

Mos­qui­tos re­sis­ten­tes a los fár­ma­cos

En su res­pues­ta a Whi­te, la OMS dice que las ra­zo­nes de este es­tan­ca­mien­to son «com­ple­jas». Por ejem­plo, en el Áfri­ca sub­saha­ria­na, la zona más ame­na­za­da por la ma­la­ria, hay me­nos re­cur­sos y fal­ta de ac­ce­so a una sa­lud de ca­li­dad, mien­tras que las he­rra­mien­tas dis­po­ni­bles se ven com­pro­me­ti­das por «ame­na­zas bio­ló­gi­cas».

Ex­per­tos con­sul­ta­dos por DW atribuyen en parte este estancamiento a la capacidad de los mosquitos que propagan la malaria para adaptarse rápidamente: se han vuel­to re­sis­ten­tes al prin­ci­pal in­sec­ti­ci­da y el pa­rá­si­to que cau­sa la ma­la­ria aguan­ta me­jor los fár­ma­cos, dice a DW Ja­ckie Cook, co­di­rec­to­ra del Cen­tro de Ma­la­ria de la Es­cue­la de Hi­gie­ne y Me­di­ci­na Tro­pi­cal de Lon­dres.

Ade­más, en los úl­ti­mos 10 años ha apa­re­ci­do en Áfri­ca orien­tal una nue­va es­pe­cie, el Anop­he­les step­hen­si. A di­fe­ren­cia de otros, el A. step­hen­si es ca­paz de pro­pa­gar­se en las ciu­da­des y zo­nas ur­ba­nas.

«El con­trol de la ma­la­ria hay que ver­lo como una ca­rre­ra ar­ma­men­tís­ti­ca», afir­ma a DW Um­ber­to D’A­les­san­dro, in­ves­ti­ga­dor so­bre ma­la­ria y jefe de la Uni­dad del Con­se­jo de In­ves­ti­ga­ción Mé­di­ca de la Es­cue­la de Hi­gie­ne y Me­di­ci­na Tro­pi­cal de Lon­dres en Gam­bia.

«Tan pron­to como se desa­rro­llan in­sec­ti­ci­das en ae­ro­sol o me­di­ca­men­tos, los mos­qui­tos o los pa­rá­si­tos se adap­tan», agre­ga.

Va­cu­nas con­tra la ma­la­ria

Ade­más, la financiación de la investigación sobre la malaria está disminuyendo. En 2022, el úl­ti­mo año del que se tie­ne cons­tan­cia, esta al­can­zó su ni­vel más bajo de los úl­ti­mos 15 años, se­gún la OMS.

En su in­for­me so­bre la ma­la­ria de 2023, la OMS atri­bu­ye el es­tan­ca­mien­to en los 11 paí­ses más afec­ta­dos al ac­ce­so li­mi­ta­do a la aten­ción sa­ni­ta­ria, los con­flic­tos en cur­so, el efec­to del Co­vid-19 en la pres­ta­ción de ser­vi­cios, la fal­ta de fi­nan­cia­ción y los pro­ble­mas con las in­ter­ven­cio­nes, como la re­sis­ten­cia a los in­sec­ti­ci­das.

Las va­cu­nas tam­bién es­tán em­pe­zan­do a desem­pe­ñar un pa­pel en la lu­cha con­tra la en­fer­me­dad. Has­ta aho­ra, la OMS ha apro­ba­do dos va­cu­nas con­tra la ma­la­ria, la RTS,S y la R21/​Ma­trix M.

La RTS,S ya se ad­mi­nis­tra, mien­tras que el des­plie­gue de la R21 está pre­vis­to para mayo de 2024. Los ex­per­tos son op­ti­mis­tas, pero advierten de que la vacunación no es la panacea.

 

 

Informacion: NCC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias:

Noticias relacionadas

Abren Base Sur de Cruz Roja en Culiacán

Esta estación va a apoyar a 30 colonias de Culiacán. Culiacán, Sinaloa | Este miércoles 29 de mayo, se...

Cofepris autoriza software para detectar arritmias cardíacas

Este software permite detectar variaciones en la frecuencia cardíaca que pudieran alertar al usuario para que busque atención...

Entra en operaciones el nuevo Hospital General de Culiacán; inicia con consulta externa: SS

Culiacán, Sinaloa.- El nuevo Hospital General de Culiacán, “Bernardo J. Gastélum”, ya entró en funciones iniciando con el...

Suman 48 personas muertas en México por olas de calor

La Secretaría de Salud (Ssa) informó que en lo que va de la temporada de calor 2024, que...